domingo, 26 de julio de 2009

Trágico encierro y melancólico despertar del fénix

















Un pájaro atrapado en una jaula busca y rebusca el cielo,
Sabe lo que es ser libre porque ha volado por sobre las nubes y el mar,
Y aunque sus alas azules de fénix desafian los imposibles barrotes de acero,
No consigue escapar, ni acercarse al sol que lo invoca a llamaradas.

No te desangres más pobre pajarillo, aquí yo te quiero!
No te rindas al mortal desprecio de la vida, no lo permitas!
Confía en mis manos de artesano que romperán tu encierro
Porfin podremos agitar nuestras extremidades, hasta sentir el cansancio
Y sudar por el dolor producido por la convicción y sueños, pero ya no por el hierro
Dulce paloma con alas de fénix, no endurezcas tus huesos en la inóspita cárcel
Cuando no puedas aguntar más, recuerda este sentido romancero.

Fiero halcón con alas de fénix, al parecer las barras están cediendo
Jamás pudieron apagar tu fuego, ahora yo tán sólo espero.

No hay comentarios: