viernes, 5 de septiembre de 2008

Libertad de Ser

"La libertad es una noción metafísica, de la cual no puede darse una demostración teorética, pues esto sería tanto como conocer lo absoluto; ahora bien, en el orden práctico debemos creernos libres; porque de no ser así, no se explicaría la conciencia del deber." Kant



Hermosa frase, sin duda, es por si misma liberadora.

Para mí, mucho tiene que ver esto con el ideal de felicidad, en el cual nos liberamos de las ataduras terrenales del cuerpo, y de su naturaleza limitante mediante la creencia de que efectivamente es posible alcanzar un determinado estado utópico, encarnado en un concepto de paraíso. Por esto, no puedo dejar de pensar que la sociedad debe renovar su fe hacia sus más autenticos sueños, intentado recuperar aquella espiritualidad intrínsecamente colectiva, que ha sido largamente reprimida por la estructura política-religiosa actual, radicada en imponer ideales en vez de buscarlos.



Y es que el miedo a dar un paso más allá es lo que contiene nuestro crecimiento. Específicamente, en el sentido de superar la individualidad que define a casi toda nuestra sociedad, en donde las soluciones e ideologías no son nunca construídas por una "conciencia colectiva", sino que son adoctrinadas por una matriz mental secular que carece de real empatía, y acogimiento de lo externo. Inclusive, el desarrollo de los consensos y acuerdos sociales se ven entrampados por esta denominada estructura cognitiva individualista, ejemplificada por las interminables negociaciones de las partes en conflicto, y aún mas caracterizadas por la poca comunicación de los sentimientos y visiones inherentes en cada postura. Lo más patético de este comportamiento, recae en lo difícil que se vislumbra erradicarlo del ghetto político, pues se requeriría una enorme reducción del ego por parte de aquellos que se destacan por tenerlo alto.


Pero bueno... mi propuesta y por lo que abogo principalmente, es algo que considero indispensable, y que sin embargo, no está presente en casi nadie. Me refiero al adecuado entendimiento de lo que significa "SER" en todas sus dimensiones, esto es: el ser en la conciencia mental; luego el ser en lo que se presenta como individualidad corpórea, y el correspondiente auto-domesticaje de las "emociones patológicas"; para luego vislumbrar nuestro ser colectivo, o social, el cual se desarrolla a pasos agigantados (desde una perspectica histótica), pero que aún se encuentra en pañales; continuado podemos seguir definiendo nuestro ser en un contexto natural o "de la vida", el cual se ha venido manifestando fugaz y borrosamente, principalmente dentro de ciertas culturas aborígenes (destacando las culturas americanas precolombinas, que nos llevaban mucha ventaja en este sentido); y finalmente pasar a estudiar nuestro ser en relación con todas las cosas que parecieran estar muertas y son parte del universo, lo cual a mi entender sería como el último paso de la emancipación del espiritu, y que hoy en día no pasan de ser calificadas como esotéricas y falaces.




Entiendo así el principal desafío moral de nuestra raza, el cual es sustentado mediante la cultura, hito que ha permitido la evolución de la humanidad en su conjunto. Creo también que este modo de ver las cosas representa una visión que trasciende la vida de una sóla persona, determinando la espiritualidad de todas ellas, tanto en épocas pasadas y futuras. Por otra parte, espero que este escueto marco teórico que acabo de verbalizar, no reste importancia práctica a lo que de verdad necesitamos hacer ahora: configurar una nueva realidad, que respete nuestras diferecias y equidades, que posibilite la construcción de mundos dentro y sobre otros mundos, y que asegure todas nuestras búsquedas... el despertar esta orientado de esta forma. Avancemos juntos por una nueva realidad, no da lo mismo cual.

No hay comentarios: